Como tratar las raspaduras

La cosa más importante de hacer con una raspadura o raspón es el lavarla bien con jabón y agua para sacar todas las pequeñas partículas de tierra o granitos de arena. Si estos no son sacados, ellos pueden resultar en cicatrices permanentes.

Si tu hijo esta realmente molesto de que le laven el raspón, dale un baño y deja que remoje en la tina durante un rato. (Aunque adviértele que puede sentir un aguijoneo suave inicialmente.) A la mayoría de los niños no les importa el darse un agradable baño y una vez que tu hijo se ha metido en remojo el se acostumbrará a la sensación del agua en la herida, en ese momento vas a poder limpiar con un paño lavable con agua y jabón el área con el raspón.

La suciedad puede meterse en el raspón y tu puedes necesitar un cepillo de uñas para limpiar la herida. Es probable que el niño no esté feliz con el procedimiento y si esto se ve complicado puedes llevarlo al médico donde este le puede poner un anestésico local antes de limpiar la herida.

Seca el área y aplica una pizca de crema antibiótica. El raspón va a sanar mejor si lo dejas descubierto, pero si le pusiste una vendita adhesiva para ayudar al niño a que se sintiera mejor. Esta se va a salir fácilmente después del baño antes de ir a dormir y es importante que el raspón debe quedar descubierto durante la noche.

Aunque el dejar el raspón descubierto promueve la sanación más rápida. Si tu hijo va a jugar en la tierra, cubre cualquier herida abierta con una venda suelta. Cuando tu hijo llegue a casa saca el vendaje y lava la herida.

Si la herida esta goteando (supurando in liquido claro) aplica una crema antibiótica de venta sin receta según las indicaciones de la etiqueta. Algunas cremas antibióticas necesitan ser aplicadas dos veces al día y otras unas cuatro veces, es recomendable el lavar el área antes de cada aplicación y cubrirla después con un vendaje que no se adhiera evitando que la costra se una al vendaje de la herida.

Si un raspón esta goteando un líquido claro, esta bien, pero si este contiene sangre o pus o hay algo rojo que esta viajando desde la herida, el raspón se ha infectado y necesita ser tratado con antibióticos de forma oral, que deben ser recetados por el médico.

Los cortes y raspones pueden ser infectados también. De nuevo observa la hinchazón, el pus o donde circulando lo rojo y si tu sospechas de infección, ve a ver a tu médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada